REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR[1] O DE NORMAS DE CONVIVENCIA, ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO

 

ADAPTADO A LA LOMCE; AL DECRETO 3/2008, DE CONVIVENCIA ESCOLAR DE CASTILLA-LA MANCHA; A LA LEY 3/2012, DE 10 DE MAYO, DE AUTORIDAD DEL PROFESORADO Y A SU DESARROLLO REGLAMENTARIO POR DECRETO 13/2013, DE 21 DE MAYO DE 2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           TÍTULO PRELIMINAR

 

 

Art. 1.- Objeto.

 

El presente Reglamento tiene por objeto regular la organización y el funciona­miento del Centro “Madre de la Vida” y promover la participación de todos los que forman la Comunidad Educativa.

 

 

Art. 2.- Principios dinamizadores.

 

La organización y el funcionamiento del Centro responderá a los siguientes principios:

 

a) El carácter católico del Centro.

b) La historia y los fines fundacionales del Centro.

b) La plena realización de la oferta educativa contenida en el Carácter Propio del Centro.

c) La configuración del Centro como Comunidad Educativa.

d) Promover acciones destinadas a fomentar la calidad, mediante el refuerzo de su autonomía y la potenciación de la función directiva.

 

 

Art. 3.- Sostenimiento del Centro con fondos públicos.

 

El Centro está acogido al régimen de conciertos educativos regulado en el Título IV de la LODE, en el Título IV de la LOE[2] y en sus normas de desarrollo, en los niveles educativos de Infantil y Primaria.

 

 

                                                       TÍTULO I

                                       COMUNIDAD EDUCATIVA

 

 

Art. 4.- Miembros.

 

1. El Centro se configura como una Comunidad Educativa integrada por el conjunto de personas que, relacionadas entre sí e implicadas en la acción educativa, comparten y enriquecen los objetivos del Centro.

 

 

2. En el seno de la Comunidad Educativa las funciones y responsabilidades son diferenciadas en razón de la peculiar aportación que realizan al proyecto común la Entidad Titular, los alumnos, los profesores, los padres, el personal de administración y servicios y otros colaboradores.

 

Art. 5.- Derechos.

 

Los miembros de la Comunidad Educativa tienen derecho a:

 

 

a) Ser respetados en sus derechos y en su integridad y dignidad personales.

b) Conocer el Carácter Propio, el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

c) Participar en el funcionamiento y en la vida del Centro, de conformidad con lo dispuesto en el presente Reglamento.

d) Celebrar reuniones de los respectivos estamentos en el Centro, para tratar asuntos de la vida escolar, previa la oportuna autorización de la Entidad Titular.

e) Constituir Asociaciones de los miembros de los respectivos estamentos de la Comunidad Educativa,  con arreglo a lo dispuesto en la ley.

f) Presentar peticiones y quejas formuladas por escrito ante el órgano que, en cada caso, corresponda.

g) Reclamar ante el órgano competente en aquellos casos en que sean conculcados sus derechos.

h) Ejercer aquellos otros derechos reconocidos en las leyes, en el Carácter Propio del Centro y en el presente Reglamento.

 

Art. 6.- Deberes.

 

Los miembros de la Comunidad Educativa están obligados a:

 

a) Aceptar y  respetar los derechos de la Entidad Titular, los alumnos, los profesores, los padres,  el personal de administración y servicios y los otros miembros de la Comunidad Educativa.

b) Respetar el Carácter Propio, el Proyecto Educativo, el presente Reglamen­to, las normas de convivencia y otras normas de organización y funcionamiento del Centro y de sus activida­des y servicios  y la autoridad y las indicaciones u orientaciones educativas del equipo directivo y del profesorado.

c) Respetar y promover la imagen del Centro.

d) Asistir y participar en las reuniones de los órganos de los que formen parte.

 

 Art. 7.- Normas de convivencia.

 

1. Las normas de convivencia del Centro definen las características de las conductas que deben promoverse para lograr:

 

a) El crecimiento integral de la persona.

b) Los fines educativos del Centro, en desarrollo del carácter propio y proyecto educativo del Centro.

c) El desarrollo de la Comunidad Educativa.

d) Un buen ambiente educativo y de relación en el Centro.

e) El respeto a los derechos, dignidad y autoridad de todas las personas que participan en la acción educativa.

 

2[3]. Sin perjuicio de las establecidas en el presente Reglamento y en el Plan de Convivencia, son normas de convivencia del Centro:

 

 

a) El respeto a la integridad física y moral y a los bienes de las personas que forman la Comunidad Educativa y de aquellas otras personas e instituciones que se relacionan con el Centro con ocasión de la realización de las actividades y servicios del mismo.

b) El respeto a la diversidad y la no discriminación

c) La corrección en el trato social, en especial, mediante el empleo de un lenguaje correcto y educado.

d) El interés por desarrollar el propio trabajo y función con responsabilidad.

e) El respeto por el trabajo y función de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

f) La cooperación en las actividades educativas o convivenciales.

g) La buena fe y la lealtad en el desarrollo de la vida escolar.

h) El cuidado en el aseo e imagen personal y la observancia de las normas del Centro sobre esta materia.

i) El cumplimiento de la normativa del Centro respecto a la vestimenta.

j) El reconocimiento y estimación de la autoridad del profesorado

k) La actitud positiva ante los avisos y correcciones.

l) La adecuada utilización del edificio, mobiliario, instalaciones y material  del Centro, conforme a su destino y normas de funcionamiento, así como el respeto a la reserva de acceso a determinadas zonas del Centro.

l) El respeto a las normas de organización, convivencia y disciplina del centro.

m) En general, el cumplimiento de los deberes que se señalan en la legislación vigente y en el presente Reglamento a los miembros de la Comunidad Educativa y de cada uno de sus estamentos, especialmente los derivados del Carácter Propio y del Proyecto Educativo del Centro.

 

3[4]. Las normas de convivencia serán de obligado cumplimiento.

 

CAPÍTULO PRIMERO: ENTIDAD TITULAR.

                                               

Art. 8.- Derechos.

 

La Entidad Titular tiene derecho a:

 

a) Establecer el Carácter Propio del Centro, garantizar su respeto y dinamizar su efectividad.

b) Disponer el Proyecto Educativo del Centro, que incorporará el carácter propio del mismo y el Plan de Convivencia.

c) Dirigir el Centro, ostentar su representación y asumir en última instancia la responsabilidad de su organización y gestión.

d) Ordenar la gestión económica del Centro.

e) Decidir la solicitud de autorización de nuevas enseñanzas, y la modifica­ción y extinción de la autorización existente.

f) Decidir la suscripción de los conciertos a que se refiere la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, promover su modificación y extinción.

g) Decidir la prestación de actividades y servicios.

h) Disponer[5] el Reglamento de Régimen Interior tras ser informado por el Consejo Escolar, así como establecer sus normas de desarrollo y ejecución.

i) Nombrar y cesar a los órganos unipersonales de gobierno y gestión del Centro y a sus representantes en el Consejo Escolar, de conformidad con lo señalado en el presente Reglamento.

j) Nombrar y cesar a los órganos de coordinación de la acción educativa, de conformidad con lo indicado en el presente Reglamento.

k) Seleccionar, contratar, nombrar y cesar al personal del Centro.

l) Diseñar los procesos de formación del profesorado y su evaluación.

m) Fijar, dentro de las disposiciones en vigor, la normativa de admisión de alumnos en el Centro y decidir sobre la admisión y cese de éstos.

n) Tener la iniciativa en materia de corrección de las alteraciones de la convivencia.

ñ) Desarrollar y concretar las normas de convivencia.

 

Art. 9.- Deberes.

 

La Entidad Titular está obligada a:

 

a) Dar a conocer el Carácter Propio, el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

b) Responsabilizarse del funcionamiento y gestión del Centro ante la Comunidad Educativa, la Sociedad, la Iglesia y la Administración.

c) Cumplir las normas reguladoras de la autorización del Centro, de la ordenación académica y de los conciertos educativos.

 

Art. 10.- Representación.

 

La representación ordinaria de la Entidad Titular estará conferida al Director General del Centro en los términos señalados en el artículo 40 del presente Reglamento.

 

 

CAPÍTULO SEGUNDO: ALUMNOS.

 

Art. 11.- Derechos.

 

Los alumnos tienen derecho a:

 

a) Recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.

b) Ser respetados en su libertad de conciencia, así como en sus convicciones religiosas y morales, de acuerdo con la Constitución Española

c) Ser valorados en su rendimiento escolar conforme a criterios públicos y objetivos.

d) Recibir orientación escolar y profesional.

e) Recibir la información que les permita optar a posibles ayudas compensa­torias de carencias de tipo familiar, económico y sociocultural, así como de protección social en los casos de accidente o infortunio familiar.

f) Ser respetados en su integridad física, dignidad personal e intimidad en el tratamiento de los datos personales

g) Ejercer su derecho de asociación, participación y reunión en el centro, en los términos legalmente previstos.

h) Aquellos otros que se determinen en las Normas de Convivencia del Centro[6].

i) Continuar su relación con el Centro una vez hayan concluido sus estudios en el mismo.

 

Art. 12.- Deberes.

 

Los alumnos están obligados a:

 

  1. < >[7] y participar en las actividades formativas y, especialmente, en las orientadas al desarrollo de los currículos.

    Seguir las directrices del Equipo Directivo y del profesorado respecto a su educación y aprendizaje, llevar a cabo fuera de las horas de clase lostrabajos que les encomienden los profesores, así como respetar su autoridad.

  2. Asistir a clase con puntualidad y cumplir el horario y calendario escolar

  3. Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el Centro, respetando el derecho de sus compañeros a la educación y el principio de autoridad del profesorado.

  4. Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y morales de los miembros de la Comunidad Educativa.

  5. Respetar la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

  6. Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del Centro.

  7. Conservar y hacer un buen uso de las instalaciones y materiales didácticos del Centro.

  8. Mostrar el debido respeto y consideración a los distintos miembros de la Comunidad Educativa.

  9. Aquellos otros que se determinen en el Plan de Convivencia y en las Normas de Convivencia del Centro[8].

     

    Art. 13.-  Admisión.

     

1. La admisión de alumnos compete a la Entidad Titular del Centro.

 

2. En los niveles sostenidos con fondos públicos, en el supuesto de que no existan plazas suficientes para todos los solicitantes, se estará a lo dispuesto en los artículos  84 a 87 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en el Decreto 2/2007 de admisión del alumnado de Castilla la Mancha y en su normativa de desarrollo.

 

 

CAPÍTULO TERCERO. PROFESORES.

 

Art. 14.- Derechos.

 

Los profesores tienen derecho a:

 

a) Desempeñar libremente su función educativa de acuerdo con las características del puesto que ocupen.

b) Su formación permanente.

c) Participar en la elaboración de las Programaciones de Etapa.

d) Desarrollar su metodología de acuerdo con la Programación de Etapa y de forma coordinada por el Seminario correspondiente.

e) Ejercer libremente su acción evaluadora de acuerdo con los criterios establecidos en las Programaciones de Etapa, con arreglo al modelo pedagógico de la Entidad Titular.

f) Utilizar los medios materiales y las instalaciones del Centro para los fines educativos, con arreglo a las normas reguladoras de su uso.

g) Participar en la toma de decisiones pedagógicas que corresponden al Claustro, a los órganos de coordinación docentes y a los equipos educativos que impartan clase en el mismo curso.

h) Participar en la elaboración de la Carta de convivencia y en las normas de convivencia, organización y funcionamiento del Centro, que habrán de reconocer su condición de autoridad pública y la presunción de veracidad en el ámbito interno y disciplinario.

 

Art. 15.- Deberes.

 

1. Los profesores están obligados a:

 

  1. Ejercer sus funciones con arreglo a la legislación vigente, a las condiciones estipuladas en su contrato y/o nombramiento y a las directrices de la Entidad Titular.

  2. Promover y participar en las actividades complementarias, dentro o fuera del recinto educativo incluidas en la Programación General Anual.

  3. Cooperar en el cumplimiento de los objetivos del Proyecto Educativo del Centro,y seguir en el desempeño de sus funciones las directrices establecidas en las Programaciones de Etapa.

  4. Participar en la elaboración de la programación específica del área o materia que imparte, en el seno del Equipo del curso y del Seminario correspondiente.

  5. Elaborar la programación de aula.

  6. Evaluar el proceso de aprendizaje del alumnado.

  7. Orientar a los alumnos en las técnicas de trabajo y de estudio específico de su área o materia, dirigir las prácticas o seminarios relativos a la misma, así como analizar y comentar con ellos las pruebas realizadas.

  8. Colaborar en mantener el orden y la disciplina dentro del ejercicio de sus funciones,favoreciendo el respeto mutuo con padres y alumnos.

  9. Cumplir puntualmente el calendario y horario escolar.

  10. Implicarse en su perfeccionamiento y desarrollo profesional.

  11. Guardar sigilo profesional de cuanta información tenga acceso por su condición y puesto de trabajo.

  12. Aquellas otras que determine la normativa vigente.

     

     

     

    1. Son funciones del profesorado:

       

  13. La contribución a que las actividades del Centro se desarrollen en un clima de respeto, de tolerancia, de participación y de libertad para fomentar en los alumnos los valores propios de una sociedad democrática.

  14. La tutoría de los alumnos, la dirección y la orientación de su aprendizaje y el apoyo en su proceso educativo, en colaboración con las familias.

  15. La orientación educativa, académica y profesional de los alumnos, en colaboración, en su caso, con los servicios o departamentos especializados.

  16. La coordinación de las actividades docentes.

  17. La participación en la actividad general del Centro.

  18. La investigación, la experimentación y la mejora continua de los procesos de enseñanza correspondiente que proponga la Entidad Titular del Centro.

  19. La atención al desarrollo intelectual, afectivo, psicomotriz, social y moral del alumnado.

  20. La información periódica a las familias sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas.

  21. La participación en los planes de evaluación que determinen las Administraciones educativas o el Centro.

  22. La participación en las actuaciones previstas en el Plan de Convivencia del Centro en los términos en él contemplados.

  23. La participación leal en los planes de mejora, innovación educativa y gestión de la calidad que se asuman en el Centro.

  24. Aquéllas otras que pueda asignarles la Entidad Titular del Centro.

     

    1. El profesorado tendrá la consideración de autoridad pública[9] a los efectos determinados en la legislación vigente de aplicación.

       

      Art. 16.- Admisión9bis.

       

      1. La cobertura de vacantes de profesorado compete a la Entidad Titular del Centro. De las decisiones adoptadas y del currículo de los nuevos profesores la Entidad Titular del Centro dará información al Consejo Escolar. Las vacantes del personal docente que se produzcan en el centro se anunciarán públicamente.

      2. A efectos de su provisión, el Consejo Escolar del centro, de acuerdo con el titular, establecerá los criterios de selección, que atenderán básicamente a los principios de mérito, capacidad y adecuación a las características del centro y del puesto docente. Podrán establecerse criterios generales para todas las vacantes.

      3. El titular del centro, junto con el director pedagógico, procederá a la selección del personal, de acuerdo con los criterios de selección que tenga establecidos el Consejo Escolar del centro.

       

      4. El titular del centro dará cuenta al Consejo Escolar del mismo de la provisión de profesorado que efectúe.

       

      5.  Las vacantes del personal docente se podrán cubrir mediante ampliación del horario de profesores del Centro que no presten sus servicios a jornada completa, por la incorporación de profesores excedentes o en análoga situación, o con arreglo a lo dispuesto en la legislación vigente respecto al profesorado cuya relación con la Entidad Titular del Centro no tenga el carácter de laboral.

       

      6. Mientras se desarrolla el procedimiento de selección la Entidad Titular podrá cubrir provisionalmente la vacante.

       

       

      CAPÍTULO CUARTO: PADRES.

 

Art. 17 Derechos.

 

Los padres o tutores tienen derecho a:

 

  1. Que en el Centro se imparta el tipo de educación definido en el carácter propio y en el Proyecto Educativo del Centro.

  2. Que sus hijos y pupilos reciban una educación con las máximas garantías de calidad, en consonancia con los fines establecidos en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de Autonomía y en las leyes educativas.

  3. Participar en los asuntos relacionados con el desarrollo del proceso educativo de sus hijos en el Centro.

  4. A estar informados sobre el proceso de aprendizaje e integración socioeducativa de sus hijos.

  5. A ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación académica y profesional de sus hijos.

  6. Ser recibidos por los profesores del Centro en los horarios establecidos.

     

     

    Art. 18 Deberes.

     

    Los padres están obligados a:

     

  7. Procurar la adecuada colaboración entre la familia y el Centro, a fin de alcanzar una mayor efectividad en la tarea educativa. A tal efecto:

     

    • Asistirán a las entrevistas y reuniones a las que sean convocados por miembros del equipo directivo o tutor para tratar asuntos relacionados con la educación de sus hijos.

       

    • Adoptarán las medidas necesarias para que sus hijos cursen los niveles obligatorios de la educación y asistan regularmente a clase.

       

       

    • Estimularán a sus hijos para que lleven a cabo las actividades de estudio que se les encomienden y propiciarán las circunstancias que fuera del Centro, puedan hacer más efectiva la acción educativa del mismo.

       

    • Informarán a los educadores de aquellos aspectos de la personalidad y circunstancias de sus hijos, que sean relevantes para su formación e integración en el entorno escolar.

       

    • Participarán de manera activa en las actividades que se establezcan en virtud de los compromisos educativos que el Centro establezca con la familia, para mejorar el rendimiento de sus hijos.

       

    • Colaborarán en el cumplimiento de las medidas correctoras impuestas a sus hijos y pupilos en el desarrollo del plan de trabajo a realizar fuera del Centro a que éstas puedan dar lugar.

       

       

  8. Cumplir las obligaciones que se derivan de la relación contractual con el Centro.

  9. Respetar el ejercicio de las competencias técnico-profesionales del personal del Centro.

  10. Justificar, por escrito, las faltas de asistencia o puntualidad de sus hijos.

  11. Respetar las normas de convivencia, organización y funcionamiento del centro en aquellos aspectos que les conciernan y la condición de autoridad pública del profesorado.

  12. La participación en las actuaciones previstas en el Plan de Convivencia del Centro en los términos en él contemplados.

  13. Aceptar las decisiones que sean adoptadas por los órganos de gobierno del Centro dentro del marco del presente Reglamento.

  14. Ejercitar responsablemente las facultades que les confiere la patria potestad.

     

     

     

    CAPITULO QUINTO. PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS.

     

    Art. 19 Derechos.

     

    El personal de Administración y Servicios tiene derecho a:

     

  15. Ser integrado como miembro de la comunidad educativa.

  16. Ser informado a cerca de los objetivos y organización general del Centro y participar en su ejecución en aquello que les afecte.

  17. Su formación permanente

Art. 20 Deberes.

 

El personal de Administración y Servicios está obligado a:

 

  1. Ejercer sus funciones con arreglo a las condiciones estipuladas en su contrato y/o nombramiento.

  2. Procurar su perfeccionamiento y desarrolloprofesional.

  3. Contribuir de forma activa a la mejora de la convivencia y al reconocimiento de la condición de autoridad pública del profesorado.

     

     Art. 21. Admisión.

     

    El personal de Administración y Servicios será nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

     

     

     

    CAPITULO SEXTO. OTROS MIEMBROS.

     

    Art. 22. Otros miembros.

     

    Podrán formar parte de la comunidad educativa otras personas (colaboradores, antiguos alumnos, voluntarios y otros) que participen en la acción educativa del Centro de acuerdo con los programas que determine la Entidad Titular del Centro.

     

     

    Art. 23. Derechos.

     

    Estos miembros de la Comunidad Educativa tendrán derecho a:

     

  4. Hacer público en el ámbito escolar su condición de colaboradores o voluntarios.

  5. Ejercer sus funciones en los términos establecidos por la legislación que les sea aplicable

     

    Art. 24. Deberes.

     

    Estos miembros de la Comunidad Educativa estarán obligados a:

     

  6. Desarrollar su función en los términos establecidos en los programas a que se refiere el artículo 22 del presente reglamento.

     

  7. No interferir en el normal desarrollo de la actividad del Centro, con sujeción a los principios expresados en este Reglamento.

     

     

    CAPÍTULO SÉPTIMO. LA PARTICIPACIÓN.

     

    Art. 25.- Características.

     

    La participación en el Centro se caracteriza por ser:

     

    a) La condición básica del funcionamiento del Centro y el instrumento para la efectiva aplicación de su Carácter Propio y Proyecto Educativo.

    b) Diferenciada, en función de la diversa aportación al proyecto común de los distintos miembros de la Comunidad Educativa.

     

    Art. 26. Ámbitos.

     

    Los ámbitos de participación en el Centro son:

     

    a) El personal.

    b) Los órganos colegiados.

    c) Las asociaciones.

    d) Los delegados.

     

    Art. 27.- Ámbito personal.

     

    Cada uno de los miembros de la Comunidad Educativa participa, con su peculiar aportación, en la consecución de los objetivos del Centro.

     

    Art. 28.- Órganos colegiados.

     

    1. Los distintos miembros de la Comunidad Educativa participan en los órganos colegiados del Centro según lo señalado los Títulos Tercero y Cuarto del presente Reglamento.

     

    2. La Entidad Titular del Centro podrá constituir Consejos para la participación de los miembros de la Comunidad educativa en las áreas que se determinen.

     

    Art. 29.- Asociaciones.

     

    1. Los distintos estamentos de la Comunidad Educativa podrán constituir Asociaciones, conforme a la legislación vigente, con la finalidad de:

     

    a) Promover los derechos de los miembros de los respectivos estamentos.

    b) Colaborar en el cumplimiento de sus deberes.

    c) Coadyuvar en la consecución de los objetivos del Centro plasmados en el Carácter Propio y en el Proyecto Educativo.

     

     

     

    2. Las Asociaciones a que se refiere el número anterior tendrán derecho a:

     

    a) Establecer su domicilio social en el Centro.

    b) Participar en las actividades educativas del Centro de conformidad con lo que se establezca en el Proyecto Curricular de la Etapa.

    c) Celebrar reuniones en el Centro, para tratar asuntos de la vida escolar, y realizar sus actividades propias previa la oportuna autorización de la Entidad Titular del Centro. Dicha autorización se concederá siempre que la reunión o las actividades no interfieran con el normal desarrollo de la vida del Centro y sin perjuicio de la compensación económica que, en su caso, proceda.

    d) Proponer candidatos de su respectivo estamento para el Consejo Escolar, en los términos establecidos en el Título Tercero del presente Reglamento.

    e) Recabar información de los órganos del Centro sobre aquellas cuestiones que les afecten.

    f) Presentar sugerencias, peticiones y quejas formulados por escrito ante el           órgano que, en cada caso, corresponda.

    g) Reclamar ante el órgano competente en aquellos casos en que sean conculcados sus derechos.

    h) Ejercer aquellos otros derechos reconocidos en las leyes, en el Carácter Propio del Centro y en el presente Reglamento.

     

    3. Las Asociaciones están obligadas a cumplir los deberes y normas de convivencia señalados en los artículos 6 y 7 del presente Reglamento y los deberes propios del respectivo estamento.

     

    Art. 30.- Delegados.

     

    Los alumnos podrán elegir democráticamente delegados de clase, curso y etapa por el procedimiento y con las funciones que determine la Entidad Titular del Centro.

     

     

    TITULO II

                                               ACCION EDUCATIVA

     

     

    Art. 31.- Principios.

     

    1. La acción educativa del Centro se articula en torno al Carácter Propio, la legislación aplicable, las características de sus agentes y destinatarios, los recursos del Centro y el entorno en el que se encuentra.

    2. Los miembros de la Comunidad Educativa, cada uno según su peculiar aportación, son los protagonistas de la acción educativa del Centro.

     

    3. La acción educativa del Centro integra e interrelaciona los aspectos académicos, formativos, pastorales y aquellos otros orientados a la consecución de los objetivos del Carácter Propio del Centro.

                                                                  

    Art. 32.- Carácter Propio.

     

    1. La Entidad Titular del Centro tiene derecho a establecer y modificar el carácter propio del Centro.  

     

    2. El Carácter Propio del Centro define:

     

    a) La naturaleza, características y finalidades fundamentales del Centro,  la razón de su fundación.

    b) La visión del hombre que orienta la acción educativa.

    c) Los valores, actitudes y comportamientos que se potencian en el Centro.

    d) Los criterios pedagógicos básicos del Centro.

    e) Los elementos básicos de la configuración organizativa del Centro y su articulación en torno a la Comunidad Educativa.

     

              3. Cualquier modificación en el carácter propio del centro deberá ponerse en conocimiento de la comunidad educativa con antelación suficiente.

     

    Art. 33.- Proyecto Educativo de Centro.

     

    1. El Proyecto Educativo incorpora el Carácter Propio del Centro y prioriza  sus objetivos para un periodo de tiempo determinado, respondiendo a las demandas que se presentan con mayor relevancia a la luz del análisis de:

     

    a) Las características de los miembros de la Comunidad Educativa.

b) El entorno inmediato en el que se ubica el Centro.

c) La realidad social, local, autonómica, nacional e internacional.

d) Las prioridades pastorales de la Iglesia.

 

2. El Proyecto Educativo es dispuesto por la entidad titular, tendrá en cuenta las características del entorno social y cultural del Centro[10],, incorporando la concreción de los currículos establecidos por la Administración educativa, a través de los Proyectos Curriculares de etapa. En su elaboración participarán los distintos sectores de la Comunidad Educativa, sus Asociaciones y los órganos de gobierno y gestión y de coordinación del Centro, conforme al procedimiento que establezca la propia Entidad Titular del Centro. El Director General es el órgano competente para dirigir y coordinar su elaboración, ejecución y evaluación.

         

3. El grado de consecución del Proyecto Educativo será un indicador del nivel de calidad de la oferta realizada por el Centro.

 

 

Art. 34.- Proyecto Curricular de Etapa.[11]

 

1. El Proyecto Curricular de la Etapa es el desarrollo y concreción del currículo de la etapa correspondiente, que adapta las finalidades que deben desarrollarse en la etapa integrando, interrelacionadas, las distintas facetas de la acción educativa del Centro, de acuerdo con su Proyecto Educativo.

 

2. El Proyecto Curricular de la Etapa incluirá, al menos:

 

a) La concreción de los objetivos de la etapa.

b) La secuenciación de los contenidos.

c) La metodología pedagógica.

d) Los criterios de evaluación y promoción.

e) Las medidas para atender a la diversidad.

f) Las medidas de coordinación de cada área o materia con el resto de las enseñanzas impartidas en el Centro.

g) Los principios de organización y funcionamiento de las tutorías.

 

3. El Proyecto Curricular de Etapa es aprobado por la Sección del Claustro de la Etapa y por los educadores que participan en las acciones académicas, formativas o pastorales de los alumnos de la etapa, conforme al procedimiento que determine el Equipo Directivo. Dirige su elaboración, ejecución y evaluación el Director Pedagógico.

 

 

Art. 35.- Programación de Aula.

 

1. Los profesores realizarán la programación de aula conforme a las determina­ciones del Proyecto Curricular de la Etapa y en coordinación con los otros profesores del mismo ciclo o curso y Seminario.

 

2. La programación es aprobada con el visto bueno del Coordinador General de Etapa.

 

Art. 36.- Evaluación.

 

1. La evaluación de la acción educativa es el instrumento para la verificación del cumplimiento de los objetivos del Centro y la base para la adopción de las correcciones que sean pertinentes para un mejor logro de sus fines.

 

2. La evaluación de la acción educativa abarca todos los aspectos del funcionamiento del Centro.

 

3. En la evaluación de la acción educativa participará toda la Comunidad Educativa. Dirige su elaboración y ejecución el Director General.

 

          4. El centro desarrollará procesos de mejora continua de la calidad para el adecuado cumplimiento de su Proyecto Educativo.

 

 

Art. 37.- Programación General Anual del Centro.

 

1. La Programación General Anual del Centro, basada en la evaluación y dinámica del mismo y de su entorno, incluirá:

 

a) Las modificaciones del Proyecto Curricular de la Etapa derivadas del resultado de la evaluación del mismo.

b) Los horarios de los alumnos y la organización básica del profesorado.

c) Las acciones de formación permanente del profesorado.                           

d) El procedimiento de evaluación de los diversos aspectos del Centro (dirección, función docente, formativos, pastorales) incorporados a su Proyecto Educativo

 

 

2. La Programación general Anual del Centro es elaborada por el Equipo Directivo e informada y evaluada por el Consejo Escolar a propuesta del Director General. Dirige su elaboración, ejecución y evaluación el Director General.

         

3. El centro desarrollará procesos de mejora continua de la calidad para el adecuado cumplimiento de su Proyecto Educativo.

 

Art. 38. Plan de Convivencia.

 

1. El Plan de Convivencia será elaborado por el Equipo Directivo del Centro con la participación efectiva de los miembros de la Comunidad Educativa en la forma en que determine la Entidad Titular. Dicho Plan será aprobado por el Equipo Directivo, formará parte del Proyecto Educativo del Centro y se incorporará a la Programación General Anual del Centro.

 

2. El Plan de Convivencia recoge las actividades que se programen en el Centro, ya sean dentro o fuera del horario lectivo, para fomentar un buen clima de convivencia dentro del mismo y el conjunto de Normas de Conducta.

 

 

 

                                                      TÍTULO III

ÓRGANOS DE GOBIERNO, PARTICIPACIÓN  Y GESTIÓN

 

 

Art. 39.- Órganos de gobierno, participación y gestión.

 

1. Los órganos de gobierno, participación y gestión del centro son unipersonales y colegiados.

 

2. Son órganos unipersonales de gobierno y gestión, el Director General, el Director Pedagógico, el Coordinador General de Etapa, el Coordinador General  de Pastoral y el Administrador.

 

3. Son órganos colegiados de gobierno y gestión, el Equipo Directivo del Centro y el Claustro de Profesores.

 

4. Son órganos colegiados de participación y gestión, el Consejo Escolar

 

5. Los órganos de gobierno, participación y gestión desarrollarán sus funciones promovien­do los objetivos del Carácter Propio y del Proyecto Educativo de Centro y de conformidad con la legalidad vigente.

 

 

CAPÍTULO PRIMERO: ÓRGANOS UNIPERSONALES.

 

Sección Primera: Director General.

 

Art. 40.- Competencias.

 

  1. Son competencias del Director General:

 

a) Ostentar la representación ordinaria de la Entidad Titular del Centro con las facultades que ésta le otorgue.

b) Velar por la efectiva realización del Carácter Propio y del Proyecto Educativo de Centro.

c) Convocar y presidir las reuniones del Equipo Directivo y del Consejo Escolar.

d) Presidir, cuando asista, las reuniones del Centro sin menoscabo de las facultades reconocidas a los otros órganos unipersonales de gobierno.

e) Aquellas otras que se señalan en el presente Reglamento.

 

      2. El Director General se responsabiliza de que las competencias de la Entidad Titular, como Titular del Centro, sean respetadas y atendidas.

 

      3. El Director General sigue y está permanentemente informado del funcionamiento del Centro en todos sus aspectos.

 

Art. 41.- Nombramiento y cese.

 

El Director General es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

Sección Segunda: Director Pedagógico.

 

Art. 42.- Competencias.

 

Son competencias del Director Pedagógico, en su correspondiente ámbito y conforme a las directrices de la Entidad Titular:

 

a) Dirigir y coordinar las actividades educativas del nivel de infantil y primaria.

b) Ejercer la jefatura académica del personal docente.

c) Convocar y presidir los actos académicos, reuniones del Claustro, y las reuniones del Consejo Escolar, previo acuerdo con el Director General.

d) Visar las certificaciones y documentos académicos.

e) Ejecutar los acuerdos del Consejo Escolar, del Claustro, y de sus respectivas Secciones, en el ámbito de sus facultades.

f) Proponer al Director General para su nombramiento al Coordinador General de Etapa y a los Tutores.

g) Favorecer la convivencia  y garantizar la mediación en la resolución de los conflictos, en cumplimiento de la normativa vigente, así como corregir las alteraciones que se produzcan en los términos señalados en el presente Reglamento y normativa vigente al respecto, incluidas las que menoscaban la autoridad del profesorado, la capacidad de delegación de esta competencia, en los casos previstos por la normativa vigente y el presente Reglamento.

h) Velar por la realización de las actividades programadas dentro del Plan de Convivencia del Centro.

j) Presidir las reuniones del Equipo de Pastoral en ausencia del Director General.

k) Aquellas otras que le encomiende la Entidad Titular del Centro.

 

Art. 43.- Ámbito y nombramiento.

 

1. En el Centro existirá un Director Pedagógico para cada una de las siguientes enseñanzas:

 

a) Educación Infantil y Primaria.

 

2. El Director Pedagógico es nombrado por la Entidad Titular del Centro previo informe del Consejo Escolar, que será adoptado por la mayoría de los miembros asistentes.

 

3. La duración del mandato del Director Pedagógico será de 3 años, pudiendo volver a renovarse mientras así lo decida la Entidad Titular.

 

 

Art. 44.- Cese, suspensión y ausencia.

 

1. El Director Pedagógico cesará:

 

a) Al concluir el período de su mandato y no ser renovado.

b) Por decisión de la Entidad Titular del Centro cuando concurran razones justificadas, de las que dará cuenta al Consejo Escolar.

c) Por dimisión.

d) Por cesar como profesor del Centro.

e) Por imposibilidad de ejercer el cargo.

 

2. El Titular del Centro podrá suspender cautelarmente al Director Pedagógico antes del término de su mandato cuando concurran razones justificadas, de las que dará cuenta al Consejo Escolar y tras dar audiencia al interesado.

 

La suspensión cautelar no podrá tener una duración superior a un mes. En dicho plazo habrá de producirse el cese o la rehabilitación.

 

3. En caso de cese, suspensión o ausencia temporal del Director Pedagógico asumirá provisionalmente sus funciones hasta el nombramiento del sustituto, rehabilitación o reincorporación la persona que, cumpliendo los requisitos establecidos en el artículo 43 del presente Reglamento, sea designada por la Entidad Titular del Centro.

 

En cualquier caso y a salvo lo dispuesto en el número 2 del presente artículo, la duración del mandato de la persona designada provisionalmente no podrá ser superior a tres meses consecutivos, salvo que no se pueda proceder al nombra­miento del sustituto temporal o del nuevo Director Pedagógico por causas no imputables a la Entidad Titular del Centro.

 

 

 

Sección Tercera: Coordinador General de Etapa.

 

Art. 45.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador General de Etapa, en su correspondiente ámbito:

 

a) Coordinar las actividades educativas de la etapa.

b) Supervisar la Programación de las actividades culturales, asegurar su coherencia con las Programaciones de Aula y velar por su ejecución.

c) Convocar y presidir, previo acuerdo con la dirección pedagógica, la Sección de Etapa del Claustro de Profesores.

d) Ser oído con carácter previo al nombramiento de los Tutores de su etapa.

e) Velar para que los tutores cumplan el Plan de Acción Tutorial del Centro.

f) Favorecer la convivencia y corregir las alteraciones que se produzcan en los términos señalados en el presente Reglamento.

g) Aquellas otras que le encomiende la Entidad Titular del Centro en el ámbito educativo.

 

Art. 46.- Ámbito, nombramiento y cese.

 

1. La determinación de las enseñanzas que contarán con Coordinador General de Etapa compete a la Entidad Titular del Centro.

 

2. El Coordinador General de Etapa es nombrado y cesado por el Director General a propuesta del Director Pedagógico correspondiente.

 

 

Sección Cuarta: Coordinador General de Pastoral.

 

Art. 47.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador General de Pastoral:

 

a) Coordinar y animar la programación y desarrollo de las actividades pastorales de la acción educativa del Centro.

b) Convocar, y presidir en ausencia del Director General o Pedagógico, las reuniones del Equipo de Pastoral.

c) Coordinar el Seminario de Religión, impulsando el proceso de enseñanza-          aprendizaje del área de Religión y el diálogo fe-cultura.      

d) Colaborar en la programación y realización  de la acción educativa del Centro y de la tarea orientadora de los tutores.

e) Animar la coordinación de la acción pastoral del Centro con la de la Parroquia y la Iglesia Diocesana.

f) Aquellas otras que determine la Entidad Titular del Centro

 

 

Art. 48.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador General de Pastoral es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro. En el caso de no existir nombramiento de Coordinador General de Pastoral, la coordinación general de pastoral la ejercerá el Director Titular del centro.

 

 

 

Sección Quinta: Administrador.

 

Art. 49.- Competencias del responsable de Administración

 

Son competencias del Administrador:

 

a) Confeccionar la memoria económica, la rendición anual de cuentas y el anteproyecto de presupuesto del Centro correspondiente a cada ejercicio económico. A estos efectos, requerirá y recibirá oportunamente de los responsables directos de los diversos centros de costes los datos necesarios.

b) Organizar, administrar y gestionar los servicios de compra y almacén de material fungible, conservación de edificios, obras, instalaciones y, en general, los servicios del Centro.

c) Supervisar la recaudación y liquidación de los derechos económicos que procedan, según la legislación vigente, y el cumplimiento, por el Centro, de las obligaciones fiscales y de cotización a la Seguridad Social.

d) Ordenar los pagos y disponer de las cuentas bancarias del Centro conforme a los poderes que tenga otorgados por la Entidad Titular.

e) Mantener informado al Director General de la marcha económica del Centro.

f) Dirigir la Administración y llevar la contabilidad y el inventario del Centro.

g) Coordinar al personal de administración y servicios.

h) Supervisar el cumplimiento de las disposiciones relativas a higiene y seguridad.

i) Aquellas otras que determine la Entidad Titular del Centro

 

 

Art. 50.- Nombramiento y cese.

 

El Administrador es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

 

CAPÍTULO SEGUNDO. ÓRGANOS COLEGIADOS.

 

Sección Primera: Equipo Directivo.

 

Art. 51.- Composición.

 

1. El Equipo Directivo está formado por:

 

a) El Director General, que lo convoca y preside.

b) El Director Pedagógico.

c) El Coordinador General de Pastoral, en caso de existir.

d) El/Los Coordinador/es General/es de Etapa

 

 

2. A las reuniones del Equipo Directivo podrán ser convocadas por el Director General otras personas, con voz pero sin voto.

 

Art. 52.- Competencias.

 

Son competencias del Equipo Directivo:

 

a) Asesorar al Director General en el ejercicio de sus funciones.

b) Coordinar el desarrollo de los diferentes aspectos del funcionamiento  del Centro en orden a la realización de sus objetivos, sin perjuicio de las competencias propias de los respectivos órganos de gobierno.

c) Elaborar, a propuesta del Director General,  la Programación General Anual del centro, así como evaluar y controlar su ejecución.

d) Preparar los asuntos que deban tratarse en el Consejo Escolar.

e) Establecer el procedimiento de participación en la elaboración del Proyecto Educativo de Centro, y en las directrices para la programación y desarrollo de actividades y servicios en el Centro.

f) Elaborar el Plan de Convivencia del Centro.

g) Aquellas otras que se le hayan atribuido en el presente Reglamento.

 

 

Art. 53.- Reuniones.

 

El Equipo Directivo se reunirá, al menos, una vez al mes.

 

 

Sección Segunda: Consejo Escolar

 

 

Art. 54.- Consejo Escolar

 

1. El Consejo Escolar es el máximo órgano de participa­ción de toda la Comunidad Educativa en el Centro. Su competencia se extiende a la totalidad de las enseñanzas regladas de régimen general impartidas en el Centro

 

 

 

Art. 55.- Composición.

 

1. El Consejo Escolar está formado por:

 

a) Tres representantes de la Entidad Titular del Centro. Uno de ellos podrá ser el Director General, que formará parte del Consejo Escolar por este apartado cuando no fuese miembro del mismo por otro estamento.

b) El Director Pedagógico

c) Cuatro representantes de los profesores.

d) Cuatro representantes de los padres.

f) Un representante del personal de administración y servicios.

 

 

Art. 56.- Elección, designación y vacantes.

 

1. La elección y nombramiento de los representantes de los profesores, de los padres, de los alumnos, del personal de administración y servicios y, en su caso, del personal de atención educativa complementaria en el Consejo Escolar y la cobertura provisional de vacantes de dichos representantes, se realizará conforme al procedimiento que determine la Entidad Titular del Centro con respeto a las normas reguladoras del régimen de conciertos y demás normativa vigente.

 

 2. La Asociación de Padres podrá designar uno de los representantes de los padres de niveles concertados en el Consejo Escolar.

 

  1. Los consejeros electivos se renovarán por mitades cada dos años. Las vacantes que se produzcan con anterioridad al término del plazo del mandato se cubrirán teniendo en cuenta, en su caso, lo previsto en el apartado 1 del presente artículo. En este supuesto el sustituto lo será por el restante tiempo de mandato del sustituido.

     

    Art. 57.- Competencias.

     

    1. Son competencias del Consejo Escolar:

     

a) Participar en la elaboración y aplicación del Proyecto Educativo del Centro.

b) Informar, a propuesta de la Entidad Titular del Centro, el Reglamento de Régimen Interior del Centro.

c) Informar y evaluar la Programación General Anual del Centro que elaborará  el Equipo Directivo del Centro.

d) Aprobar, a propuesta de la Entidad Titular del Centro, el Presupuesto del Centro en relación a los fondos provenientes de la Administración y otras cantidades autorizadas, así como la Rendición Anual de Cuentas.

e) Intervenir en la designación del Director Pedagógico de acuerdo con lo previsto en los artículos 43 y 44  del presente Reglamento.

f) Intervenir en la selección del profesorado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 60 de la Ley 8/1985, de 3 de julio, y en el artículo 16 del presente Reglamento.

g) Garantizar el cumplimiento de las normas generales sobre admisión de alumnos en niveles concertados.

h) Ser informado de la resolución de los conflictos disciplinarios y velar por el cumplimiento de la normativa vigente. A petición de los padres o tutores,  podrá revisar las decisiones adoptadas por el Director, relativas a conductas que perjudiquen gravemente la convivencia, y proponer, en su caso, la adopción de las medidas oportunas.

i) Informar las directrices para la programación y desarrollo de las actividades escolares complementarias, actividades extraescolares y servicios escolares.

j) Informar las directrices para la programación y desarrollo de las actividades escolares complementarias, actividades extraescolares  y servicios escolares  en niveles concertados.

k) Aprobar, en su caso, a propuesta de la Entidad Titular, las aportaciones de los padres de los alumnos para la realización de actividades extraescola­res, y los servicios escolares en niveles concertados si tal competencia fuera reconocida por la Administración Educativa.

l) Proponer, en su caso, a la Administración educativa, la autorización para establecer percepciones a los padres/tutores de los alumnos por la realización de Actividades escolares complementarias en niveles concertados.

m)  Informar los criterios sobre la participación del Centro en actividades culturales, deportivas y recreativas, así como en aquellas acciones asistenciales a las que el centro pudiera prestar su colaboración.

n)  Favorecer relaciones de colaboración con otros Centros con fines culturales y educativos.

ñ) Participar en la evaluación de la marcha general del Centro en los aspectos administrativos y docentes.

o) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato y la no discriminación por las causas a las que se refiere el artículo 84.3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, la resolución pacífica de conflictos, y la prevención de la violencia de género, afirmando el principio de autoridad del profesorado.

 

2. Para el ejercicio de las competencias establecidos en el apartado 1 de este artículo, serán deliberadas y aprobadas en el seno del Consejo Escolar que  deberán contar con la mayoría de los votos de los miembros.

 

 

Art. 58.- Régimen de funcionamiento.

 

El funcionamiento del Consejo Escolar se regirá por las siguientes normas:

 

1. Las reuniones del Consejo Escolar serán convocadas conjuntamente por el Director General y el Director Pedagógico de las enseñanzas concertadas. Preside el Consejo el Director General. La convocatoria se realizará, al menos, con ocho días de antelación e irá acompañada del orden del día. Cuando la urgencia del caso lo requiera, la convocatoria podrá realizarse con veinticuatro horas de antelación.

 

2. El Consejo Escolar se reunirá ordinariamente tres veces al año coincidiendo con cada uno de los tres trimestres del curso académico. Con carácter extraordinario se reunirá a iniciativa del Presidente, a su instancia o a solicitud de la Entidad Titular del Centro o de, al menos, la mitad de los miembros del Consejo Escolar.

 

3. El Consejo Escolar quedará válidamente constituido cuando asistan a la reunión la mitad más uno de sus componentes.

 

4. A las deliberaciones del Consejo podrán ser convocados por el Presidente, con voz pero sin voto, los demás órganos unipersonales y aquellas personas cuyo informe o asesoramiento estime oportuno.

 

5. Los acuerdos deberán adoptarse, al menos, por el voto favorable de la mitad más uno de los presentes, salvo que, para determinados asuntos, sea exigida otra mayoría. En caso de empate el voto del Presidente será dirimente.

 

6. Todos los miembros, tendrán derecho a formular votos particulares y a que quede constancia de los mismos en las actas.

 

7. Las votaciones serán secretas cuando se refieran a personas o lo solicite un tercio de los asistentes con derecho a voto.

 

8. Todos los asistentes guardarán reserva y discreción de los asuntos tratados.

 

9. El Secretario del Consejo será nombrado por la Entidad Titular del Centro o en su caso por el miembro de menor edad. De todas las reuniones el Secretario levantará acta, quedando a salvo el derecho a formular y exigir, en la siguiente reunión, las correcciones que procedan. Una vez aprobada será suscrita por el Secretario que dará fe con el visto bueno del Presidente.

 

10. La inasistencia de los miembros del Consejo de la Comunidad Educativa a las reuniones del mismo deberá ser justificada ante el Presidente.

 

11. De común acuerdo entre la Entidad Titular del Centro y el Consejo se podrán constituir Comisiones con la composición, competencias, duración y régimen de funcionamiento que se determinen en el acuerdo de creación, y que serán incorporadas como Anexo al presente Reglamento

 

 

 

Sección Tercera: Claustro de Profesores.

 

Art. 59.- Claustro de Profesores.

 

El Claustro de Profesores es el órgano propio de participación del profesora­do del Centro. Forman parte del mismo todos los profesores de enseñanzas curriculares del Centro y el orientador.

Art. 60.- Competencias.

 

Son competencias del Claustro de Profesores:

 

  1. Participar en la elaboración del Proyecto Educativo de Centro, de laProgramación General Anual y de la evaluación del Centro.

    b) Ser informado sobre las cuestiones que afecten a la globalidad del Centro.

    c) Elegir a sus representantes en el Consejo Escolar, conforme a lo establecido en los artículos  55.1.c) y 56 del presente Reglamento.

    d) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro y sobre el reconocimiento y estimación del principio de autoridad del profesorado.

    e) Informar las normas de organización, funcionamiento y  convivencia del Centro.

    f) Analizar y valorar el funcionamiento general del centro, la evolución del rendimiento escolar y los resultados de las evaluaciones internas y externas en las que participe el Centro.

             

     

    Art. 61.- Secciones.

     

  1. La Entidad Titular del Centro podrá constituir Secciones del Claustro para tratar los temas específicos de cada nivel o etapa.

 

  1. En las Secciones del Claustro participarán todos los profesores del nivel o etapa correspondiente y el orientador.

 

 

Art. 62.- Competencias de las Secciones.

 

Son competencias de la Sección del Claustro en su ámbito:

 

  1. Participar en la elaboración y evaluación del Proyecto Curricular de la Etapa, conforme a las directrices del Equipo Directivo.

  2. Coordinar las programaciones de las diversas áreas de conocimiento.

  3. Promover iniciativas en el campo de la investigación y experimentación pedagógica y en la formación del profesorado.

     

     

    Art. 63.- Régimen de funcionamiento.

     

    El funcionamiento del Claustro se regirá por las siguientes normas:

     

    1. Convoca y preside las reuniones el Director Pedagógico de acuerdo con el Director General.

     

    2. La convocatoria se realizará, al menos, con dos días de antelación e irá acompañada del orden del día. Cuando la urgencia del caso lo requiera, la convocatoria podrá realizarse con veinticuatro horas de antelación.

     

    3. A la reunión del Claustro podrá ser convocada cualquier otra persona cuyo informe o asesoramiento estime oportuno el Director General de acuerdo con el Director Pedagógico.

     

    4. Los acuerdos deberán adoptarse, al menos, por el voto favorable de la mitad más uno de los asistentes a la reunión. En caso de empate el voto del Director Pedagógico será dirimente.

     

    5. Todos los miembros tendrán derecho a formular votos particulares y a que quede constancia de los mismos en las actas.

     

    6. Las votaciones serán secretas cuando se refieran a personas o lo solicite un tercio de los asistentes con derecho a voto.

     

    7. Todos los asistentes guardarán reserva y discreción de los asuntos tratados.

     

    8.  El Secretario del Claustro será nombrado por el mismo a propuesta del Director Pedagógico. De todas las reuniones el Secretario levantará acta quedando a salvo el derecho a formular y exigir en la siguiente reunión las correcciones que procedan. Una vez aprobada será suscrita por el  Secretario, que dará fe con el visto bueno del Director Pedagógico.

     

    9. Lo señalado en los números anteriores será de aplicación a las Secciones del Claustro que pudieran crearse.

     

     

     

    Sección Cuarta: Equipo de Pastoral.

     

    Art. 64.- Equipo de Pastoral.

     

    Es el grupo de personas que animan y coordinan la acción evangelizadora y pastoral en todas las actividades escolares y extraescolares que se realicen en el Centro. Es coordinado y dirigido por el Coordinador General de Pastoral.

     

    Art. 65.- Composición.

     

    El Equipo de Pastoral está formado por:

     

a) El Director Titular, primer responsable de la Pastoral del Centro.

b) El Director Pedagógico.

c) El Coordinador General de Pastoral

d) Los profesores de religión.

e) Un representante de los profesores, designado por la Entidad Titular.

f) Un representante de los padres, designado por la Entidad Titular.

g) Cualquier persona que designe la Entidad Titular.

 

Art. 66.- Competencias.

 

1. Son competencias del Equipo de Pastoral:

 

a) Proponer las líneas de acción de la dimensión evangelizadora del Proyecto       Educativo y realizar su seguimiento.

b) Planificar, de acuerdo con el Proyecto Educativo,  el Proyecto Curricular que correspondan, las actividades pastorales de la acción educativa.

c) Actuar en colaboración con los profesores de Religión en lo que se refiere           a la enseñanza religiosa.

d) Responsabilizarse de la marcha de los grupos de fe y de sus animadores, proporcionando los medios adecuados para su conveniente desarrollo.

e) Prolongar la acción pastoral de la escuela entre las familias de la Comunidad Educativa.

 

2. Régimen de funcionamiento:

 

a) El Equipo de Pastoral es convocado, coordinado y animado por el Responsable del Equipo de Pastoral, que asimismo lo presidirá en ausencia del Director General o el Director Pedagógico.

b) Se reunirá al menos una vez al trimestre.

 

 

 

 

 

TITULO IV

                            ÓRGANOS DE COORDINACIÓN EDUCATIVA

 

 

Art. 67.- Órganos de coordinación educativa.

 

1. Los órganos de coordinación educativa son unipersonales y colegiados.

 

2. Son órganos unipersonales de coordinación educativa, el Coordinador de Orientación, el Coordinador de Formación, Coordinador de las TIC´S y  el Tutor.

 

3. Son órganos colegiados de coordinación educativa el  Equipo Docente y el Equipo de Orientación.

 

 

CAPITULO PRIMERO. ÓRGANOS UNIPERSONALES.

 

Sección Primera: Coordinador de Orientación.

 

Art. 68.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador de Orientación:

 

a) Asesorar a los profesores, a los órganos de gobierno y gestión y a las estructuras organizativas del Centro, en el ámbito de la función de orienta­ción.

b) Coordinar los aspectos generales de la función de orientación.

c) Asesorar y coordinar la planificación y animar el desarrollo de las actividades de orientación de la acción educativa del Centro.

d) Desarrollar programas de orientación con grupos de alumnos.

e) Convocar y dirigir las reuniones del Equipo de Orientación.

 

Art. 69.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Orientación es nombrado y cesado por el Director General del Centro, a propuesta del Director Pedagógico.

 

Sección Segunda: Coordinador de Formación.

 

 Art. 70.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador de Formación:

 

a) Coordinar el desarrollo de las actividades académicas de la acción educativa de profesores y alumnos. Elaborando un plan anual de formación.

b) Proponer al Director Pedagógico la dotación del material necesario para el desarrollo de las actividades docentes propias de su competencia.

c) Proponer al Director Pedagógico cuanto considere necesario en orden al perfeccionamiento de la formación profesorado.

 

Art. 71.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Formación es un profesor del Centro. Es nombrado y cesado por el Director General a propuesta del Director Pedagógico.

 

 

 

Sección Tercera: Tutor

 

Art. 72.- Competencias.

 

Son competencias del Tutor:

 

a) Ser el inmediato responsable del desarrollo del proceso educativo del grupo y de cada alumno a él confiado.

b) Dirigir y moderar la sesión de evaluación de los alumnos del grupo que tiene asignado.

c) Conocer la marcha del grupo y las características y peculiaridades de cada uno de los alumnos.

d) Coordinar la acción educativa de los profesores del grupo y la información sobre los alumnos.

e) Recibir a las familias de forma ordinaria e informarlas sobre el proceso educativo de los alumnos.

 

Art. 73.- Nombramiento y cese.

 

El Tutor es un profesor del grupo de alumnos correspondiente. Es nombrado y cesado por el Director General a propuesta del Director Pedagógico y oído el Coordinador General de su etapa.

 

Sección Cuarta: Coordinador de las TIC’s.

 

Art. 74.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador de las TIC’s:

  1. Coordinar y dinamizar la integración en el currículo de las tecnologías de la información y de la comunicación.

  2. Elaborar propuestas al Equipo Directivo para la organización y gestión de los medios y recursos tecnológicos del Centro y velar por su cumplimiento en el caso de ser aprobadas.

  3. Realizar el análisis de necesidades del Centro en materia de las TIC’s.

  4. Supervisar la instalación, configuración y desinstalación del software curricular.

  5. Probar, clasificar, registrar y archivar el software.

  6. Organizar, controlar y actualizar el banco de software educativo.

  7. Verificar el buen estado de discos y programas.

  8. Asesorar al profesorado sobre materiales curriculares en soporte multimedia, la utilización y estrategia de incorporación de los mismos a la planificación didáctica.

  9. Diseñar y completar fichas de identificación de la calidad y utilidad de los programas.

  10. Elaborar y mantener actualizada, de acuerdo con la Entidad Titular, la página web del Centro, si la hubiera.

     

    Art. 75.- Nombramiento y cese.

     

    El Coordinador de las TIC’s es nombrado y cesado por el Director General a propuesta del Director Pedagógico.

     

     

     

    CAPITULO SEGUNDO. ÓRGANOS COLEGIADOS.

     

    Sección Primera: Equipo Docente.

     

    Art. 76.- Composición.

     

    El Equipo Docente está integrado por los profesores del respectivo ciclo, curso o grupo.

     

    Art. 77.- Competencias.

     

    Son competencias del Equipo Docente:

     

    a) Realizar la conexión interdisciplinar del curso o ciclo.

    b) Proponer al Claustro criterios generales de evaluación.

    c) Colaborar en la elaboración de los proyectos, adaptaciones y diversifica­ciones curriculares.

    d) Proponer iniciativas y experiencias pedagógicas y didácticas.

    e) Evaluar a los alumnos, decidir sobre su promoción y sobre la concesión de los títulos.

     

     

    Sección Tercera: Equipo de Orientación.

     

    Art. 78.- Composición.

     

    El Equipo de Orientación está formado por:

     

    a) El Orientador Educativo, que será el coordinador de Orientación.

    b) Los profesores cuyo perfil profesional será parte clave de la función orientadora (Especialistas en Audición y Lenguaje, Logopedas, Especialistas en Pedagogía Terapéutica, etc, …).

    c) Otros profesores que, por designación del Director General del Centro, puedan contribuir a la orientación desde su especialidad, conocimientos o experiencia profesional.

     

    Art. 79.- Competencias.

     

    Son competencias del Equipo de Orientación:

     

  11. Redactar, poner en práctica y evaluar el Proyecto de Orientación y liderar el desarrollo de la función orientadora en el Centro, de acuerdo con las directrices del Proyecto Educativo del Centro.

  12. Participar en las acciones formativas y reuniones de orientación que promueva la Entidad Titular del Centro.

  13. Coordinar la elaboración, realización y evaluación de las actividades de orientación de la acción educativa del Centro.

  14. Asesorar técnicamente a los órganos del Centro en relación con las adaptaciones curriculares, los programas de refuerzo educativo y los criterios de evaluación y promoción de alumnos.

  15. Proporcionar a los alumnos información y orientación sobre alternativas educativas y profesionales.

  16. Elaborar actividades, estrategias y programas de orientación personal, escolar, profesional y de diversificación curricular.

  17. Aplicar programas de intervención orientadora de alumnos.

  18. Realizar la evaluación psicopedagógica individualizada de los alumnos y elaborar propuestas de intervención.

  19. Coordinar, apoyar y ofrecer soporte técnico a actividades de orientación,tutoría, y de formación y perfeccionamiento del profesorado.

     

     

    TÍTULO V

     

    ALTERACIÓN DE LA CONVIVENCIA

     

    CAPÍTULO PRIMERO. NORMAS GENERALES.

     

    Las disposiciones del presente Título se establecen sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa vigente de aplicación, siendo objeto de complemento y desarrollo en el Anexo I al presente Reglamento sobre “Normas de convivencia y procedimiento”.

     

    Art. 80.- Valor de la convivencia.

     

    La adecuada convivencia en el Centro es una condición indispensable para la progresiva maduración de los distintos miembros de la Comunidad Educativa -en especial de los alumnos- y de aquélla en su conjunto y, consiguientemente, para la consecución de los objetivos del Carácter Propio del Centro.

     

     

     

     

     

    Art. 81.- Alteración y corrección.

     

    1. Alteran la convivencia del Centro los miembros de la Comunidad Educativa que, por acción u omisión, vulneran las normas de convivencia a que se refiere el Artículo 7 del presente Reglamento durante el desarrollo de la jornada lectiva y la realización de actividades complementarias y extraescolares y servicios educativos complementarios.

     

    2. Los que alteren la convivencia serán corregidos conforme a los medios y procedimientos que señalan la legislación vigente y el presente Reglamento.

     

    3.  Al inicio de cada curso escolar se podrán establecer normas de convivencia específicas en desarrollo de las generales contemplada en el artículo 7 del presente Reglamento, que serán incorporadas como Anexo de este documento.

     

    4. Las normas de convivencia y conducta del Centro serán de obligado cumplimiento para todos los miembros de la Comunidad Educativa.

     

    5. Los miembros del equipo directivo y los profesores tienen la consideración de  autoridad pública. En los procedimientos de adopción de medidas correctoras, los hechos constatados por profesores y miembros del equipo directivo del centro tendrán valor probatorio y disfrutarán de presunción de veracidad salvo prueba en contrario, sin perjuicio de las pruebas que, en defensa de los respectivos derechos o intereses, puedan señalar o aportar los propios afectados.

     

     

    CAPÍTULO SEGUNDO. ALUMNOS

     

    Art. 82.- Criterios de corrección.

     

    1. Sin perjuicio de lo previsto en el Anexo I, en la corrección de los alumnos que alteren la convivencia en el Centro se tendrán en cuenta, en todo caso, los siguientes criterios:

     

  20. La edad, nivel y etapa escolar, situación personal, familiar y social del alumno.

  21. La valoración educativa de la alteración.

  22. El carácter educativo y recuperador, no meramente sancionador, de la corrección.

  23. La proporcionalidad de la corrección.

  24. La forma en que la alteración afecta a los objetivos fundamentales del Proyecto Educativo de Centro, Programación de Etapa y Programación General Anual del Centro.

     

    2. En ningún caso el procedimiento de corrección podrá afectar al derecho a la intimidad, la integridad física y dignidad del alumno.

    Art. 83.- Calificación de la alteración de la convivencia.

     

    Las alteraciones de la convivencia se calificarán conforme a lo dispuesto en el Anexo I al presente Reglamento y con atención a lo establecido en la normativa vigente.

     

    En la calificación de las conductas habrá de tomarse en consideración los criterios de corrección y las circunstancias concurrentes a efectos de su gradación.

     

    Las conductas que atenten contra la dignidad personal de otros miembros de la Comunidad Educativa, que tengan como origen o consecuencia una discriminación o acoso basado en el género, origen racial, étnico, religioso, de creencias o de discapacidad, o que se realicen contra el alumnado más vulnerable por sus características personales, sociales o educativas, tendrán la calificación de falta muy grave y llevarán asociada como medida correctora la expulsión, temporal o definitiva, del Centro.

     

    Art. 84.- Gradación de las correcciones.

     

    A los efectos de la gradación de las correcciones, y sin perjuicio de las restantes circunstancias cuya consideración pueda determinarse aplicable:

     

    1. Son circunstancias paliativas:

     

  25. El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.

  26. La petición de excusas en los casos de injurias, ofensas y alteración del desarrollo de las actividades del Centro.

  27. La falta de intencionalidad.

  28. La reparación inmediata del daño causado.

  29. La observancia de una conducta habitual positivamente favorecedora de la convivencia.

     

    2. Son circunstancias acentuantes:

     

  30. La premeditación y la reiteración.

  31. Causar daño, injuria u ofensa a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al Centro.

  32. El uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas de menosprecio y de acoso, dentro y fuera del Centro.

  33. Cualquier acto que entrañe o fomente la violencia, la discriminación, el racismo, la xenofobia o el menoscabo de los principios del Carácter Propio odel Proyecto Educativo.

  34. La publicidad y difusión, por cualquier medio, de la conducta.

  35. Las conductas atentatorias contra los derechos de los profesionales del Centro, su integridad física y moral, su dignidad y su autoridad.

  36. La realización de forma colectiva.

  37. Aquellas otras que establezca la legislación vigente.

     

    Art. 85.- Corrección.

     

    1. Las alteraciones de la convivencia en el Centro, serán corregidas con las medidas previstas en Anexo I al presente Reglamento y con atención a lo establecido en la legislación vigente. No obstante, en todo caso el Centro podrá corregir dichas conductas, en atención a las circunstancias concurrentes, mediante:

     

  38. Amonestación privada o pública, verbal o escrita.

  39. Comparecencia inmediata ante el Tutor, el Coordinador General de Etapa o el Director Pedagógico.

     

  40. La restricción de uso de determinados espacios y recursos del centro.

     

  41. Realización de trabajos específicos en horario no lectivo, por un tiempo limitado y con el conocimiento y la aceptación de los padres o tutores legales del alumno.

     

  42. Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del Centro.

     

  43. Realización de tareas dirigidas a reparar el daño causado a las instalacio­nes o al material del Centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa, o a las instalaciones o pertenencias de las personas o instituciones con las que se relacione el Centro.

     

    2. Las decisiones de adoptar medidas correctoras por la comisión de faltas leves serán inmediatamente ejecutivas.

     

    3. Sin perjuicio de lo que se disponga en la legislación vigente, en caso de producirse faltas injustificadas de asistencia a clase, a efectos de evaluación y promoción se establecerá en el Anexo I el número máximo de faltas de asistencia que, en ningún caso podrán superar el 30% del trimestre.

     

     

    Art. 86.- Órgano competente.

     

    Las correcciones relativas a alteraciones leves de la convivencia serán impuestas por el órgano que determine el Director General que puede delegar en el Director Pedagógico, dentro del marco general de la normativa aplicable.

     

     

    En el caso de alteraciones graves, corresponderá al Director Titular la imposición de correcciones, de conformidad con lo previsto en el Artículo 54.2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.

     

     

     

    Art. 87.- Procedimiento.

     

    En la imposición de correcciones se seguirá el procedimiento previsto en el Anexo I al Reglamento y disposiciones legales vigentes.

     

     

    CAPÍTULO TERCERO. PROCEDIMIENTO CONCILIADO PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS (MEDIACIÓN ESCOLAR)

     

    Art. 88.- Valor de la resolución conciliada.

     

    De conformidad con los principios inspiradores del Carácter Propio y Proyecto Educativo del Centro, se procurará la resolución conciliada de las alteraciones leves o  graves de convivencia, a fin de evitar, siempre que sea posible, la incoación de expedientes disciplinarios, buscando la función educativa y reparadora de todo proceso corrector.

     

    La adopción de correcciones por las conductas previstas en la normativa sobre convivencia exigirá con carácter preceptivo el trámite de audiencia al alumno y su familia y el conocimiento por el profesor tutor. Las correcciones así impuestas serán inmediatamente ejecutivas.

     

    No podrá utilizarse el procedimiento conciliado o de mediación escolar:

     

    a) Cuando el conflicto tenga su origen en las conductas que, siendo gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro, constituyan:

     

  44. Acoso o violencia contra personas, y actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.

  45. Vejaciones o humillaciones, particularmente aquellas que tengan una implicación da carácter sexual, religioso, racial o de inspiración xenófoba, o se realicen contra los miembros más vulnerables de la comunidad escolar, por sus características personales, económicas, sociales o educativas. Las vejaciones y humillaciones gravemente atentatorias contra el Carácter Propio del Centro.

  46. Exhibición de símbolos racistas, que inciten a la violencia, o atentatorios contra la dignidad de las personas o los derechos humanos; la apología de comportamientos xenófobos y del terrorismo, así como la manifestación de ideologías que preconicen el uso de la violencia.

     

    b) Cuando en el mismo curso escolar se haya utilizado el proceso de mediación en la gestión de dos conflictos con el mismo alumno y no se haya alcanzado la solución conciliada o los resultados de los procesos hayan sido negativos. 

     

     

    Art. 89.- Principios básicos.

     

    Para llevar a cabo la resolución conciliada será necesario que el alumno (o sus padres o representantes legales, si el alumno es menor de edad) acepten esta fórmula de resolución y se comprometan a cumplir las medidas acordadas.

     

    Las partes implicadas podrán desistir del proceso de mediación en cualquier momento del proceso.

     

    Requiere la intervención de un mediador, cuya actuación imparcial, permita alcanzar una solución conciliada. Dicho mediador no podrá tener relación directa con los hechos, ni con las personas que han generado el conflicto.

     

    Las personas mediadoras serán designadas por el Director General, de entre los miembros de la comunidad educativa que tengan la formación más adecuada para conducir el proceso de mediación. 

     

    El proceso de mediación exige una absoluta confidencialidad, la inmediación del responsable conciliador y la intervención personal de las partes en conflicto.

     

    El proceso de mediación interrumpe cualquier otro proceso disciplinario seguido frente al alumno por la misma causa o conducta.

      

     

    Art. 90.- Reunión conciliadora.

     

    Para llegar a una solución conciliada que evite la tramitación de un expediente sancionador, será imprescindible la celebración de una reunión previamente convocada, con asistencia del Director Pedagógico, profesor-tutor del alumno y el propio alumno (o sus padres o representantes legales, si el alumno es menor de edad).

     

    En todo caso, si el alumno es menor de edad, el Director Pedagógico y profesor-tutor le escucharán con carácter previo, para conocer su relato de los hechos.

     

    Art. 91.- Acuerdo escrito.

     

    Se dejará constancia del acuerdo en un documento escrito que deberá incluir, al menos, los siguientes extremos: hechos o conductas imputadas al alumno, corrección que se impone, aceptación expresa por parte del alumno (o sus padres o representantes legales), fecha de inicio de los efectos de la corrección y firma de los asistentes.

     

     

    CAPÍTULO CUARTO. RESTO DE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

     

     

    Art. 92.- Correcciones.

     

    1. Sin perjuicio de la regulación que se deriva del régimen específico de la relación de los distintos miembros de la Comunidad Educativa con la Entidad Titular del Centro (laboral, civil, mercantil, canónica, etc.), la alteración de la convivencia de estos miembros de la Comunidad Educativa podrá ser corregida por la Entidad Titular del Centro con:

     

    a) Amonestación privada.

    b) Amonestación pública.

    c) Limitación de acceso a instalaciones, actividades y servicios del Centro.

     

     2. Las correcciones impuestas a los padres de alumnos requerirán la aprobación del Consejo de la Comunidad Escolar.

     

    TÍTULO VI

     

    RECLAMACIÓN DE CALIFICACIONES

     

    Art.93 .- Objeto de la reclamación

     

    Los alumnos o sus padres o representantes legales podrán reclamar contra las decisiones y calificaciones que, como resultado del proceso de evaluación, se adopten al finalizar un ciclo o curos.

     

     

    Art. 94 .- Motivos de impugnación

     

    La reclamación sólo podrá basarse en alguno de los siguientes motivos:

     

              a) Inadecuación de la prueba propuesta al alumno en relación con los objetivos o contenidos del área o materia sometida a evaluación y con el nivel previsto en la programación.

     

              b) Incorrecta aplicación de los criterios de evaluación establecidos.

    DISPOSICIONES ADICIONALES

     

    Primera.- Referencia.

     

    1. Las disposiciones del presente Reglamento, en lo que afectan a las enseñanzas concertadas, se dictan al amparo de lo establecido en los artículos 54.3, 55 y 57 l) de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 julio, reguladora del derecho a la educación.

     

    2. En el resto de materias y, además, respecto a las enseñanzas no concertadas, las restantes disposiciones del presente Reglamento se dictan al amparo de lo señalado en el artículo 25 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.

     

     

    Segunda.- Relaciones laborales.

     

    Sin perjuicio de lo señalado en el presente Reglamento, las relaciones laborales entre la Entidad Titular y el personal contratado se regularán por su normativa específica.

     

    Igualmente se regirá por su normativa específica la representación de los trabajadores en la empresa.

     

     

    Tercera.-. Personal religioso

     

    La aplicación del presente Reglamento al personal religioso destinado en el Centro tendrá en cuenta su estatuto específico amparado por la Constitución, los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede y la Ley Orgánica de Libertad Religiosa.

     

     

    Cuarta.- Amigos del Centro.

     

    Los Amigos del Centro son las personas que, voluntariamente, colaboran en la consecución de los objetivos educativos del Centro, en la mejora de sus recursos materiales o en la relación del Centro con su entorno.

     

     

    DISPOSICIÓN DEROGATORIA

     

    Queda derogado el Reglamento de Régimen Interior del Centro, a propuesta de la Entidad Titular, el 30 de noviembre de 2014.

     

     

     

     

DISPOSICIONES FINALES

 

Primera.- Modificación del Reglamento.

 

La modificación del presente Reglamento compete a la Entidad Titular del Centro, que deberá someterla a la previa información del Consejo Escolar.

 

Asimismo, corresponde a la Entidad Titular del Centro, representada por el Director General, el desarrollo de los contenidos del presente Reglamento.

 

 

Segunda.- Entrada en vigor.

 

El presente Reglamento entrará en vigor durante el primer trimestre del curso escolar 2014/2015. Su vigencia queda condicionada al mantenimiento del Centro en el régimen de conciertos educativos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANEXO I. NORMAS DE CONVIVENCIA Y PROCEDIMIENTO

Decreto 3/2008; Decreto 13/2013

 

 

1. Calificación de la alteración de la convivencia:

 

  • Las alteraciones de la convivencia podrán ser leves y graves, por ser, respectivamente, contrarias a la convivencia o gravemente perjudiciales para la convivencia.

  • Son alteraciones leves de la convivencia aquellas que vulneren las normas de convivencia y no estén calificadas en el Reglamento de Regimen Interior o en la legislación vigente aplicable como graves.

     

    2. Conductas contrarias a la convivencia, organización y funcionamiento del centro y del aula (leves):

     

    a. Las faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad.

     

    b. La desconsideración con los otros miembros de la comunidad escolar.

     

    c. La interrupción del normal desarrollo de las clases.

     

    d. La alteración del desarrollo normal de las actividades del centro.

     

    e. Los actos de indisciplina contra miembros de la comunidad escolar.

     

    f. El deterioro, causado intencionadamente, de las dependencias del centro o de su material, o del material de cualquier miembro de la comunidad escolar.

     

    g. Así mismo constituirán conductas contrarias a la convivencia, las que menoscaben la autoridad del profesorado en el ejercicio de su labor profesional docente y que se produzcan a propósito de actividades educativas, dentro o fuera del recinto escolar. Tendrán esta consideración de conductas que menoscaban la autoridad del profesorado, en especial, las siguientes:

     

    a) La realización de actos que, menoscabando la autoridad del profesorado, perturben, impidan o dificulten el desarrollo normal de las actividades de la clase o del centro. En todo caso, quedarán incluidas las faltas de asistencia a clase o de puntualidad del alumnado que no estén justificadas, y todas aquellas faltas que por su frecuencia y reiteración incidan negativamente en la actividad pedagógica del docente. Quedarán excluidas aquellas faltas no justificadas debidas a situaciones de extrema gravedad social no imputables al propio alumnado.

     

    b) La desconsideración hacia el profesorado, como autoridad docente.

     

    c) El incumplimiento reiterado de los alumnos de su deber de trasladar a sus padres o tutores la información relativa a su proceso de enseñanza y aprendizaje facilitada por el profesorado del centro, limitando así́ la autoridad de los mismos, en los niveles y etapas educativos en que ello fuese responsabilidad directa del alumnado, sin detrimento de la responsabilidad del profesorado en su comunicación con las familias o de las propias familias en su deber de estar informadas del proceso de enseñanza y aprendizaje del alumnado.


    d) El deterioro de propiedades y del material personal del profesorado, así como cualquier otro material, que facilite o utilice el profesorado para desarrollar su actividad docente, causado intencionadamente por el alumnado.

     

    3. Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia (graves):

     

    Son conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro las siguientes:

     

    a. Los actos de indisciplina que alteren gravemente el desarrollo normal de las actividades del centro.

     

    b. Las injurias u ofensas graves contra otros miembros de la comunidad escolar

     

    c. El acoso o la violencia contra personas, y las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.

     

    d. Las vejaciones o humillaciones, particularmente aquéllas que tengan una implicación de género, sexual, religiosa, racial o xenófoba, o se realicen contra aquellas personas más vulnerables de la comunidad escolar por sus características personales, económicas, sociales o educativas.

     

    e. La suplantación de identidad, la falsificación o sustracción de documentos y material académico.

     

    f. El deterioro grave, causado intencionadamente, de las dependencias del centro, de su material o de los objetos y las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.

     

    g. Exhibir símbolos racistas, que inciten a la violencia, o de emblemas que atenten contra la dignidad de las personas y los derechos humanos; así como la manifestación de ideologías que preconicen el empleo de la violencia, la apología de los comportamientos xenófobos o del terrorismo.

     

    h. La reiteración de conductas contrarias a las normas de convivencia en el centro.

     

    i. El incumplimiento de las medidas correctoras impuestas con anterioridad.

     

    j. Serán conductas gravemente atentatorias de la autoridad del profesorado en el ejercicio de su labor profesional docente y que se produzcan a propósito de actividades educativas, dentro o fuera del recinto escolar, las siguientes:

     

    a) Los actos de indisciplina de cualquier alumno que supongan un perjuicio al profesorado y alteren gravemente el normal funcionamiento de la clase y de las actividades educativas programadas y desarrolladas por el Claustro.


    b) La interrupción reiterada de las clases y actividades educativas.


    c) El acoso o violencia contra el profesorado, así́ como los actos perjudiciales para su salud y su integridad personal, por parte de algún miembro de la comunidad educativa.

     

    d) Las injurias u ofensas graves, así́ como las vejaciones o humillaciones hacia el profesorado, particularmente aquéllas que se realicen en su contra por sus circunstancias personales, económicas, sociales o educativas.


    e) La suplantación de identidad, la falsificación o sustracción de documentos que estén en el marco de la responsabilidad del profesorado.

     

    f) La introducción en el Centro educativo o en el aula de objetos o sustancias peligrosas para la salud y la integridad personal del profesorado.


    g) Utilizar y exhibir símbolos o manifestar ideologías en el aula que supongan un menoscabo de la autoridad y dignidad del profesorado, a juicio del mismo.

     

    h) El incumplimiento de las medidas correctoras impuestas con anterioridad. Tras la valoración y el análisis de los motivos de tal incumplimiento, podrá́ agravar o atenuar la consideración de la conducta infractora y, en consecuencia, matizar las medidas educativas correctoras.


    i) El grave deterioro de propiedades y del material personal del profesorado, así́ como cualquier otro material, que facilite o utilice el profesorado para desarrollar su actividad docente, causado intencionadamente por el alumnado.

     

    En el caso de identidad entre las conductas contrarias a las normas de convivencia, organización y funcionamiento del centro y del aula que infringen el principio de autoridad del profesorado y aquellas que establece el Decreto 3/2008, de 8 de enero, se aplicará preferentemente el régimen disciplinario y corrector que prima la autoridad docente, siempre que en las alteraciones de la convivencia se aprecie y objetive esta connotación.

    4. Corrección

     

    Alteraciones leves de la convivencia podrán ser corregidas con las medidas previstas en el Decreto 3/2008 y el artículo 85 del presente Reglamento de Regimen Interior. No obstante el Centro podrá corregir dichas alteraciones mediante:

     

  • La sustitución del recreo por una actividad alternativa, como la mejora, cuidado y conservación de algún espacio del centro.

     

  • El desarrollo de las actividades escolares en un espacio distinto al aula del grupo habitual, bajo el control del profesorado.

     

  • La sustitución del recreo por una actividad alternativa, como la mejora, cuidado y conservación de algún espacio del centro.

     

    Las conductas que menoscaben la autoridad del profesorado podrán ser corregidas o sancionadas con las medidas establecidas en el artículo 6.1. del Decreto 13/2013. A saber:   

     

    a) La realización de tareas escolares en el centro en el horario no lectivo del alumnado, por un tiempo mínimo de cinco días lectivos.

     

    b) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro, por un período mínimo de cinco días lectivos y un máximo de un mes.

     

    c) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases, por un plazo máximo de cinco días lectivos, a contar desde el día en cuya jornada escolar se haya cometido la conducta infractora.

     

    d) La realización de tareas educativas fuera del centro, con suspensión del derecho de asistencia al mismo, por un plazo mínimo de cinco días lectivos y un máximo de diez días lectivos, con sujeción a lo establecido en el artículo 26.d. del Decreto 3/2008, de 8 de enero. El plazo empezará a contarse desde el día en cuya jornada escolar se haya cometido la conducta infractora

     

     

    Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia podrán ser corregidas con las medidas previstas en el artículo 85 del presente Reglamento de Regimen Interior y las previstas en el Decreto 3/2008 a saber:

     

    1. La realización en horario no lectivo de tareas educativas por un periodo superior a una semana e inferior a un mes.

    2. La suspensión del derecho a participar en determinadas actividades extraescolares o complementarias durante un periodo que no podrá ser superior a un mes.

    3. La realización de tareas educativas fuera del centro, con suspensión temporal de la asistencia al propio centro docente por un periodo que no podrá ser superior a quince días lectivos, sin que ello comporte la pérdida del derecho a la evaluación continua, y sin perjuicio de la obligación de que el alumno o la alumna acuda periódicamente al centro para el control del cumplimiento de la medida correctora. En este supuesto, la tutora o el tutor establecerá un plan de trabajo con las actividades a realizar por el alumno o la alumna sancionado, con inclusión de las formas de seguimiento y control durante los días de no asistencia al centro, para garantizar así el derecho a la evaluación continua. En la adopción de esta medida tienen el deber de colaborar las madres, padres o representantes legales del alumno.

       

      Las conductas gravemente atentatorias de la autoridad del profesorado podrán ser corregidas o sancionadas con las medidas establecidas en el artículo 6.2. del Decreto 13/2013. A saber:

       

      a) La realización de tareas educativas en el centro, en horario no lectivo del alumnado, por un tiempo mínimo de diez días lectivos y un máximo de un mes.

       

      b) La suspensión del derecho del alumnado a participar en determinadas actividades extraescolares o complementarias, que se realicen en el trimestre en el que se ha cometido la falta o en el siguiente trimestre.

       

      c) La suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases, por un periodo superior a cinco días lectivos e inferior a un mes, a contar desde el día en cuya jornada escolar se haya cometido la conducta infractora.

       

      d) La realización de tareas educativas fuera del centro, con suspensión temporal de la asistencia al propio centro docente por un periodo mínimo de diez días lectivos y un máximo de quince días lectivos, con sujeción a lo establecido en el artículo 26.d del Decreto 3/2008, de 8 de enero. El plazo empezará a contar desde el día en cuya jornada escolar se haya cometido la conducta infractora.

       

      Cuando, por la gravedad de los hechos cometidos, la presencia del autor en el centro suponga un perjuicio o menoscabo de los derechos y de la dignidad del profesorado o implique humillación o riesgo de sufrir determinadas patologías para la víctima, resultarán de aplicación, según los casos, las siguientes medidas:

       

      a) El cambio de centro cuando se trate de alumnado que esté cursando la enseñanza obligatoria.

      b) La pérdida del derecho a la evaluación continua.

       

      La medida educativa correctora de una conducta que menoscaba la autoridad del profesorado, consistente en la realización de tareas escolares en el centro en el horario no lectivo del alumnado, se adoptará, por delegación de la persona titular de la dirección del Centro, por cualquier profesor o profesora del Centro, oído el alumno o alumna.

       

      El resto de medidas correctoras de aquellas conductas que se traduzcan en dicho menoscabo, se adoptarán por la persona titular de la dirección del Centro.

       

      Las medidas educativas correctoras de conductas gravemente atentatorias de la autoridad del profesorado, se adoptarán por la persona titular de la dirección del Centro, oído el alumno o alumna, sin perjuicio del trámite de audiencia a que se refiere este anexo sobre “procedimiento.”

       

      Las medidas educativas correctoras de conductas gravemente atentatorias de la autoridad del profesorado cuando concurran las circunstancias que expresa el art. 6.4. del Decreto 13/2013, se propondrán, oído el alumno o alumna, en nombre del Centro, desvinculando la situación y responsabilidad del profesor afectado o impulsor de la corrección, por la persona titular de la dirección al Coordinador Provincial de las Servicios Periféricos quien resolverá previo informe de la Inspección de educación. Contra la resolución dictada se podrá interponer recurso de alzada en el plazo de un mes ante la persona titular de la Consejería competente en materia de educación, de conformidad con lo establecido en los artículos 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

       

      5. Procedimiento

       

      La adopción de correcciones por las conductas previstas en la normativa sobre convivencia exigirá, con carácter preceptivo, el trámite de audiencia al alumno, de las familias y el conocimiento del profesor tutor. Las correcciones así impuestas serán inmediatamente ejecutivas.

       

      Las correcciones por alteraciones leves de la convivencia serán impuestas siguiendo el procedimiento que determine el Director General, con audiencia del alumno en todo caso.

       

      En el caso de alteraciones graves, se deberá seguir el procedimiento disciplinario contradictorio, dejando constancia escrita de las actuaciones a que diera lugar.

       

      Para la adopción de las medidas correctoras de conductas gravemente atentatorias de la autoridad del profesorado será preceptivo, en todo caso, el trámite de audiencia al alumnado responsable y sus familias ante el equipo directivo; sin perjuicio de la adopción de las medidas cautelares correspondientes. El profesorado responsable de las tutorías deberá tener conocimiento en todos los casos.

       

      Las decisiones adoptadas en virtud de las cuales se impongan las medidas correctoras serán inmediatamente ejecutivas.

       

      Para la aplicación de las medidas correctoras, el profesorado afectado contará con el apoyo y la colaboración del equipo directivo y, en su caso, del resto de profesores del centro.

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

       

 

[1] Las referencias al RRI pueden considerarse hechas a las Normas de Convivencia, Organización y Funcionamiento del Centro

[2]  Redactada conforme a la Disposición Final Segunda de la LOMCE (BOE del 10 de diciembre de 2013).

 

[3] LOMCE Art. 120.4. Los centros, en el ejercicio de su autonomía, pueden adoptar …, normas de convivencia …, en los términos que establezcan las Administraciones educativas …

LOE Art. 124.1 Los centros elaborarán un plan de convivencia que incorporarán a la programación general anual y que recogerá todas las actividades que se programen con el fin de fomentar un buen clima de convivencia dentro del centro escolar, la concreción de los derechos y deberes de los alumnos y alumnas y las medidas correctoras aplicables en caso de su incumplimiento con arreglo a la normativa vigente, tomando en consideración la situación y condiciones personales de los alumnos y alumnas, y la realización de actuaciones para la resolución pacífica de conflictos con especial atención a las actuaciones de prevención de la violencia de género, igualdad y no discriminación.

2. Las normas de convivencia y conducta de los centros serán de obligado cumplimiento, y deberán concretar los deberes de los alumnos y alumnas y las medidas correctoras aplicables en caso de incumplimiento, tomando en consideración su situación y condiciones personales.

[4] LOMCE Art. 124.2

[5] LODE Art. 57 l.

[6] LOMCE Art. 124 2.

[7] LOE Art. 6 4 a

[8] LOMCE Art. 124 1 y  2.

[9] LOMCE Art. 124.3

9 bis LOMCE Art. 60

[10] Conforme a lo dispuesto en el artículo 121 de la LOE, en su redacción conforme a la Disposición Final Segunda de la LOMCE (BOE del 10 de diciembre de 2013).

[11] La LOMCE no alude a los Proyectos Curriculares, pero consideramos que la diferencia entre Proyecto Educativo y Proyecto Curricular puede resultar interesante en un Centro integrado con varias etapas.