EL PASO DEL TIEMPO...

El colegio «Madre de la Vida» comenzó su andadura en septiembre de 2008, cuando se amplió la oferta educativa del centro de educación infantil de las Religiosas de San José de Cluny, presentes en Bargas desde 1980. 

 

La historia se remonta a comienzos del siglo pasado, cuando en el año 1919 doña María Magdalena Pérez del Cerro creó con su testamento la “Fundación Purísima Concepción”, con un patronato presidido por el Sr. Arzobispo de Toledo e integrado además por el párroco y el alcalde de Bargas. Desde los comienzo fue una fundación íntimamente ligada a la parroquia de Bargas.

 

Se levantó así el edificio pensado, en principio, como Hospital, pero que luego fue colegio, telar y, sobre todo, lugar de formación, encuentro, evangelización y acción social al servicio de los más necesitados, y que en Bargas comenzó a conocerse como «el convento». En los años 70 el edificio del «convento» acogió los momentos fundacionales de la Fraternidad Reparadora en el Corazón de Cristo Sacerdote, hasta que años más tarde, y dado el deterioro del inmueble, se trasladaron a su ubicación actual en Oropesa.

 

En una reunión celebrada el 24 de abril de 1978, el patronato acordó por unanimidad ceder a la Congregación de San José de Cluny, gratuitamente y por un período de cincuenta años, los patios del Hospital de la Inmaculada Concepción, para erigir en ella una obra benéfico-docente que redundara en beneficio de los vecinos de Bargas. Las Religiosas de San José de Cluny construyeron el colegio privado de Educación Infantil «Ntra. Sra. de los Ángeles». Pasado el tiempo y por acuerdo del patronato el 17 de julio de 2002, el Hospital de la Inmaculada Concepción fue demolido por encontrarse en estado ruinoso.

 

El 5 de febrero de 2007, después de valorar diversas opciones, en reunión presidida por el Sr. Cardenal don Antonio Cañizares, y con la presencia de los otros dos patronos, el párroco y el alcalde Bargas, y contando con la asistencia del entonces Delegado Provincial de Educación, D. Angel Felpeto, el patronato aprobó por unanimidad "destinar la totalidad de la finca, propiedad de la Fundación Purísima Concepción, por 75 años renovables, en orden a ampliar el colegio actual de Educación Infantil Ntra. Sra. de los Ángeles, de carácter confesional católico y cuya titularidad ostentaba la Congregación de San José de Cluny, para que pueda acoger toda la Enseñanza Primaria. Atendiendo al deseo reiterado por los padres de contar con un colegio católico y contando con su compromiso económico, con el impulso del Cardenal Cañizares, el apoyo financiero del Arzobispado, y con la aprobación de las autoridades civiles, ayuntamiento y consejería de Educación y Cultura, se pudo llevar a cabo el proyecto.

 

En un acto celebrado el 7 de noviembre de 2009, el Sr. Arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez Plaza, bendijo e inauguró las nuevas instalaciones del colegio y manifestó su profunda alegría por la conclusión de las obras que permitian que se pudiera empezar el curso con los alumnos en las nuevas aulas de primaria.